Tag Archives: Ubaldo Fillol

El día del arquero: 22 de diciembre. El retiro de Ubaldo Fillol


22 de diciembre de 1990. Luego de una actuación tan fantástica como su carrera, Ubaldo Fillol es paseado en andas por sus compañeros de Vélez. Sus reflejos intactos le permitieron desarrollar una faena sin fisuras para la victoria de su equipo sobre River por 2 a 1, postergando el sueño del club de Núñez, que no pudo ser campeón. Ese maravilloso reconocimiento de propios y propios (le era imposible ser extraño en el monumental) fue el justo broche de oro para su trayectoria.

El título de la nota de El Gráfico es elocuente. Luego de todas las atajadas del Mundial 1978, no había dudas, todos los arcos del mundo le quedaban chicos. Jamás vi un arquero que diera semejante sensación de invulnerabilidad. Entre otros méritos, le reconozco el haberle quitado ingratitud al puesto que más la tiene y que, gracias a su plasticidad y agilidad, muchos chicos quisiéramos ir siempre al arco para sentirnos un rato Fillol. ¡Gracias Pato!

17.09.1972: El fútbol argentino asiste a un nuevo récrod: Momento exacto en que Fillol le desvía el remate desde los doce pasos a Bedogni de Estudiantes y ataja su sexto penal en un mismo certamen (Metropolitano 1972). Sus destacadas actuaciones en la valla de Racing le permitieron la transferencia a River a mediados del año siguiente.

Si sos de la generación que no lo viste en vivo, disfrutá de algunas de las grandes atajadas del “pato”. Si tuviste la suerte de observarlo en una cancha o por la tele, volvé a sorprenderte.

En la selección argentina tuvo grandes partidos y fue el dueño indiscutido de su valla durante muchos años. Pero este momento, sin dudas, estará por siempre en la galería de los sentimientos inolvidables del hincha. En el estadio de Rosario Central, Argentina vencía a Polonia 1-0 en el inicio de la segunda fase del Mundial ´78, cuando el conjunto europeo tuvo este penal a su favor. El capitán Deyna lo ejecutó, pero como un rayo verde estaba el “pato” para contener el disparo y mantener la ventaja. Muchos dijeron: “Se gritó más que un gol”. Y fue por obra de Fillol


Imágenes retro de River Plate vs Atlanta


Este zurdazo de Mario Finaroli, superando la salida de Ubaldo Fillol, marcó el último triunfo de Atlanta sobre River en Núñez. Fue por 1-0 el domingo 20 de julio de 1975, en momentos en que los locales eran los cómodos líderes del torneo, con 9 puntos de ventaja sobre Boca. Pero esta derrota, fue el inicio de 3 sucesivas (Newell´s y el propio Boca) en una semana, que pusieron a los “xeneizes” tan sólo a 3 unidades. Luego los “millonarios” volvieron a los triunfos y salieron campeones luego de 18 años.

Otra escena del partido de julio de 1975. La espalda con el número 10 de River pertenece a Alejandro Sabella, cuyo remate es atajado por Carlos Buttice, de gran tarea en aquella tarde y uno de los artífices de la última victoria oficial de Atlanta sobre el club de Núñez en el monumental.

Esta foto pertenece al último partido de River como local ante Atlanta. Fue el domingo 29 de abril de 1984 y el encuentro finalizó igualado en un tanto (Jorge Gordillo y Alejandro Onnis). Con un extraño número 15 en su pantalón, Enzo Francescoli maniobra y deja en el camino a Ángel Landucci, ante la atenta mirada de Daniel Carnevali. Es difícil poder hablar de un partido como quiebre de la relación del uruguayo con la gente de River, pero hasta ese momento (ya llevaba un año en el país) su nivel había sido irregular, al punto de ser relegado al banco. En este match ingresó en el segundo tiempo y la rompió, comenzando una carrera llena de esplendor, que lo depositó en el podio de los máximos ídolos del club.


Imágenes retro de River Plate vs Ferro


River Plate marchaba firme hacia la conquista del título del Metro 1975, que cortó con la sequía de campeonatos. Hacia fines de julio, en fecha entre semana, visitó a Ferro en caballito, en un partido recordado por la bajísima temperatura con la que se jugó. Este recorte de la revista Goles es elocuente desde su título. Los “millonarios” ganaron 2-0 (con sendos goles de Morete en las fotos) en medio de la nevisca. Para nostálgicos: Los históricos tanques de los molinos “Morixe” detrás de uno de los arcos…

Por tener su estadio cerrado durante todo 1977 por refacciones para el mundial del año siguiente, River hizo de local en cancha de Huracán. Allí, en la última fecha del certamen, se consagró campeón al vencer a Ferro por 4 a 2. En esta foto la tradicional casaca del equipo de caballito de aquellos años (enorme escudo en el pecho) y Juan José López, con una particular camiseta de los “millonarios” marca Topper.

Ferro fue el más encumbrado e inesperado rival del Boca de Maradona en el Metro 1981. En medio de su gran campaña, derrotó a River por 1 a 0 en el estadio monumental con este penal que Juan Domingo Rocchia le convirtió al enorme Ubaldo Fillol.

En estas épocas de tantos pases y de tanta inestabilidad de los jugadores en los clubes, bien viene el recuerdo de Ferro modelo 1981. De esos equipos que “salían de memoria”. Aquí están los once, minutos antes de enfrentar a River en la primera final del Nacional 1981 en el estadio monumental. Parados: Arregui, Gómez, Garré, Cuper, Rocchia, Barisio. Agachados: Saccardi, Juárez, Jiménez, Márcico y Cañete.

Ferro Carril Oeste debe haber sido, quizás, el mejor equipo del fútbol argentino en el período 1981/84. Estas fotos pertenecen a una de sus más grandes exhibiciones: Extraordinaria victoria ante River Plate por 3-0 en Núñez por la primera final del nacional 1984. Una semana más tarde se consagró campeón al ganar la revancha por 1-0.


De reestructuraciones, interzonales y otros recuerdos nacionales

Osvaldo Potente cabecea superando la marca de Reinaldo Merlo para vencer a Ubaldo Fillol y marcar el gol de Boca ante River en el empate en un tanto por el interzonal del Nacional 1974. Fue el superclásico número 100 en la historia del fútbol argentino.

En una de las medidas más controversiales de toda su historia, el fútbol argentino ha decidido un nuevo cambio en las estructuras de sus torneos. Dentro de 12 meses, desaparecerá el Nacional B (que hace unos días cumplió 25 años, como recordamos en este post: http://bit.ly/mXD3iW) fusionándose con la Primera División, formando un frondoso torneo de 40  o 38 o 36, qué más da a esta altura.

Desde los comienzos del profesionalismo en 1931 hasta 1966, los certámenes no habían tenido modificaciones, pero para la temporada 1967, bajo la idea de Valentín Suárez, dio comienzo el Nacional, con la participación de equipos del interior. Una de los argumentos era que allí, fuera de la Capital Federal, estaría el dinero para paliar las debilitadas arcas de los clubes. Como vemos, los malos manejos no son de ahora, estos datos son de hace 45 años…

Muchos hechos relevantes se desarrollaron a lo largo del recorrido de los torneos nacionales. Sin dudas, el debut de Diego Maradona es el punto más alto. En esta imagen de 1979, muestra lo “fácil” que es llevarla pegada a la altura del tobillo. Deliciosa foto con la casaca con el auspicio de Austral.

Los pioneros del interior, de aquella edición inicial fueron Chaco For Ever, San Lorenzo de Mar del Plata, Central Córdoba de Santiago del Estero y San Martín de Mendoza. El nivel era casi amateur y eso se reflejo en los resultados, pero despaciosamente se fue dando una superación, siendo Belgrano de Córdoba y Gimnasia y Esgrima de Mendoza, en el torneo de 1971, los primeros en dar pelea de igual a igual.

La cantidad de cuadros se iba incrementando, hasta llegar a la descomunal cifra de ¡36! en 1974. Justamente en esa edición hace su gran aparición Talleres de Córdoba, que en 1977 estuvo más cerca que nadie de gritar campeón, pero una remontada increíble e inolvidable de Independiente (con 8 jugadores contra 11) se lo impidió.

Luego de un flojo comienzo, los equipos del interior fueron superándose. Talleres de Córdoba 76/79 quizás haya sido el mejor de todos ellos. En esta versión 1976 están parados Binello, Quirgoa, Oviedo, Ocaño, Galván y Avellaneda. Agachados: Bocanelli, Ludueña, Bravo, Valencia y Cherini. Apellidos que llevaron a la T a la A.

En 1985 el viejo y querido nacional quedó archivado por siempre. Su último campeón fue Argentinos Juniors, de la mano de José Yudica. Una nueva reestructuración marcaba que el fútbol argentino adaptaría sus calendarios a los europeos, de junio a junio, para que sus equipos pudieran competir con los del viejo continente (¿?).

La primera fecha del Nacional 1975 produjo el hecho excepcional que se jugaran todos los clásicos en la jornada inaugural. Racing 5 – Independiente 4 fue el más extraordinario de un domingo pleno de emociones.

De ese modo, apareció una nueva competición (Nacional B) que se intercaló entre la A y la B, pasando esta a ser la tercera categoría. Luego de cinco años, llegaron los torneos cortos, que acaban de entrar en el pasado cercano.

En estas últimas horas, que se habló del nuevo e insólito torneo, volvió una palabra que nos remite a aquellos nacionales: interzonales. Eran esos partidos, donde los tradicionales rivales se veían las caras, pese a estar en distintos grupos. Su ápice fue en 1975, cuando en la primera fecha, se jugaron todos los clásicos. Una fecha irrepetible, que nunca volverá. ¿Nunca?


El partido número 100 de Vélez en la Copa Libertadores

Un enrulado Carlos Ischia y un clásico Ubaldo Fillol sostienen la Copa Libertadores. Arrancaba la edición 1980 para los equipos argentinos y era el debut absoluto de Vélez.

Este martes 26 de abril, cuando enfrente como local a Liga de Quito, Vélez estará disputando su partido número 100 por Copa Libertadores, con un total de 46 victorias, 29 empates y 24 derrotas.

 

En pose futbolera, Carlos Ischia pisa una pelota en el monumental, días antes del debut oficial de Vélez en ese mismo estadio. Sentado lo mira Fillol, enfundado en su clásico buzo verde marca Olimpia de aquellos años.

Su primera participación fue en la edición 1980, cuando accedió a la zona semifinales, quedando eliminado ante Internacional de Porto Alegre y América de Cali, luego de ganar la fase de grupos frente a River Plate, Sporting Cristal y Atlético Chalaco.

Miércoles 27.02.1980. River Plate 0 – Vélez Sársfield 0. Un par de imágenes del debut oficial de Vélez en la Copa Libertadores. Los equipos argentinos compartieron el grupo con los peruanos.

Pequeña y amarillenta foto, pero de enorme valor. El sábado 1 de marzo de 1980, José Antonio “pepe” Castro cabecea a la red del modesto Atlético Chalaco de Perú y marca el primer gol de Vélez en la historia de la Copa Libertadores.

Su punto más alto fue en 1994, cuando se consagró campeón de la mano de Carlos Bianchi y con un equipo extraordinario, donde sobresalían José Luis Chilavert, Roberto Trotta, Christian Bassedas, Omar Asad y José Oscar Flores.

 

Un gran equipo posa para la posteridad. Es del partido de ida ante San Pablo, a una semana de la gloria: Trotta, Gómez, Sotomayor, Chilavert, Zandoná y Basualdo. Abajo: Bassedas, Flores, Asad, Pompei y Cardozo

El cuadro de Liniers quiere repetir la historia 17 años después. Puede y tiene con que. Suerte y por otros 100 más Vélez!!!


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.