¿Quién no soñó con ganar el PRODE?

Al principio, como si fuese algo muy complicado, el Ministerio de Bienestar Social, difundía estos instructivos para que la genten supiera como jugar el PRODE

¿Quién no soñó con ganar el PRODE? Nuestro país ha dado muestra, a lo largo de su incomparable historia (tómese el adjetivo en la dirección que se desee) de muchas “originalidades”, que han enriquecido a algunos, ilusionado a varios y divertido a otros tantos.

Allá por febrero de 1972, entró en vigencia en forma oficial, un juego que revolucionó a una gran porción de la población: El PRODE (apócope de pronósticos deportivos) que alteró el pulso de los argentinos como pocas cosas en este rubro.

Francisco Manrique, por entonces Ministro de Bienestar Social del gobierno de Alejandro Lanusse, fue el encargado de ponerlo en vigencia e inmortalizar una frase: “Es como un impuesto al bobo”.

Los primeros años fueron de una “fiebre” absoluta, con agencias que se abrían de a miles por toda la geografía nacional, con cataratas de apostadores que se ilusionaban cada domingo con la fecha del fútbol, tratando de poner la cruz exacta en local, empate o visitante, en el casillero correcto de los 13 partidos (habitualmente 10 de primera y 3 del ascenso).

 Tal fue la locura, que el PRODE tuvo su propia película: “Yo gané el Prode ¿y usted?” estrenada el 28 de junio de 1973, que es una verdadera joya, ya que contiene imágenes en colores de un Boca – Independiente jugado en la “bombonera” y un programa que tuvo vida (¿Alguien recuerda algo de este envío?) por las pantallas de Canal 13 titulado “La cola del Prode”, tal como marca este delicioso aviso…

Con el paso del tiempo, la gente fue perdiendo paulatinamente interés sobre el juego, hasta que el mismo fue descontinuado por Lotería Nacional, previo invento del Prode del primer tiempo, con el fin darle más dinero a los clubes (¿?).

Hubo jugadas con pozos vacantes y otras con ganadores en solitario, como el paraguayo Mercedes Negrete, el primer gran vencedor único. Cuando se conoció su nombre, todos pensaron en una mujer, pero el masculino albañil hizo rápido sus valijas y se fue de casa, dejando en soledad a su humilde esposa, Fabiana López, que velozmente fue incorporada a diversos programas del Canal 11 de Héctor Ricardo García. Como quedó dicho, el PRODE fue una muestra más de una sociedad en permanente mezcla de cosas y valores. Estos valores que valen más de 13 puntos.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: