Las cíclicas malas rachas de Boca con los penales

El lateral derecho de Platense López Turitich, enfundado en el verde buzo del arquero expulsado (Puentedura) se arroja sobre su derecha, entra en la historia y contiene el remate del gran Fernando Morena.

En el partido que Boca le ganó en la “bombonera” a Newell`s por1 a0, Martín Palermo malogró su tercer penal consecutivo. Este no es un hecho extraño para el fantástico goleador (recordar los tres que falló en un mismo partido ante Colombia), pero tampoco lo es para los “xeneizes”, que en sus últimas décadas han atravesado este tipo de rachas desde los 12 pasos.

Podemos ubicarnos en el Metro 1982. Luego de un irregular comienzo, venció en forma sucesiva a los tres mejores equipos (Independiente – Estudiantes y Ferro). A la fecha siguiente visitó a Sarmiento, que estaba último y no había ganado ninguno de los 25 partidos disputados. Ganaba por1 a0 y le dieron un penal. Se pelearon Hugo Alves y Berta, quien finalmente ejecutó y su disparo fue atajado por Juan Carlos Benítez. El cuadro de Junín se impuso por2 a1… Siete días más tarde, era la gran chance de seguir en la pelea, ante Instituto en la “bombonera”. Pero Carlos Munutti entró en la historia al atajarle dos penales al brillante Miguel Ángel Brindisi.

El 05.12.1982, Carlos Munutti acapara todas las miradas (y el micrófono de Roberto Leto para Sport 80) al contenerle dos penales a Miguel Brindisi en la “bombonera”.

Para la temporada 1985/86, Boca volvió a jugar en su estadio. Ramón Centurión, goleador comparado a Unión de Santa Fe comenzó de la mejor manera, con 6 tantos en los primeros partidos. Pero a continuación la racha se dio vuelta y le atajaron tres penales consecutivos (Tursi de Ferro, Gay de Huracán y Morón de Unión), como comienzo del fin de su relación con la hinchada, que terminó muy mal. Al punto que pocos meses después emigró. . . a River.

En la temporada 1995/96 Boca vivió el regreso de Diego Maradona. El apertura 1995 se le escapó de manera increíble, pero para el Clausura 1996, con la contratación de Bilardo como entrenador, las cosas parecían que le iban a sonreír. Nada de eso. Fueron más los conflictos que los momentos buenos y, como si fuera poco, Diego malogró ¡5! penales en forma consecutiva: dos desviados (Newell´s y River) y tres atajados (Labarre de Belgrano, Castellano de Central e Ignacio “Nacho” González de Racing).

Al regreso de una exótica gira por China, Boca se jugaba las chances que le quedaban ante Racing en Avellaneda. Ignacio González, en brillante intervención, desvía el penal de Maradona y los deja fuera de competencia.

El torneo Clausura 1998 fue un verdadero “vía crucis” con la conducción de Héctor Veira, con muchas derrotas y malas actuaciones. Uno de los puntos más bajos ocurrió una noche en la “bombonera” ante Gimnasia de Jujuy, cuando Hernán Castellano, arquero de los visitantes, se lució al atajar dos penales de distintos ejecutores: Diego Latorre y Aníbal Matellán.

Tan buen atajador de penales como de discutibles actitudes fuera de la cancha, Hernán Castellano tuvo su noche de gloria en la “bombonera” en marzo de 1998. Aquí se luce ante Matellán.

 


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: