Historia del balotaje en Capital

Mientras palpitaba el resultado de los comicios que le dieron la posibilidad de ser por primera vez Senador por Capital, Fernando de la Rúa se asoma al balcón de su domicilio frente al obelisco. Desde ese sitio festejaría, 26 años más tarde, su consagración como Presidente

En las próximas horas, los habitantes de la Capital Federal concurrirán nuevamente a las urnas para elegir a su Jefe de Gobierno por los siguientes cuatro años. Los dos contrincantes (Mauricio Macri y Daniel Filmus) reeditarán el mismo escenario de 2007, cuando fueron a segunda vuelta y se impuso el dirigente del PRO.

Esta era la composición definitiva de las cámaras en el regreso de la democracia en 1973. Duraría muy poco, ya que ese fue un año convulsionado como pocos en materia política y escasos meses más tarde se volvió a votar…

Esta nota es un complemento de las dos publicadas en ocasión de la primera vuelta, sobre la historia a la elección de Jefe de Gobierno: Capítulo I (http://bit.ly/nZWZzM) y Capítulo II (http://bit.ly/qs5Lul).

En horas de la noche del 15.04.1973, Fernando de la Rúa ya era Senador electo por Capital. Sentado en los estudios de Canal 9 dialoga con el periodista Horacio de Dios. Una joya la imagen de fondo de la cámara con el logo de la emisora.

Pero el principal distrito argentino tiene otros antecedentes de balotajes. El primero se remonta a 1973, en las famosas elecciones del 11 de marzo que ganó Héctor Cámpora, consagrándose Presidente.

Un joven y alegre De la Rúa juega, en el living de su departamento, con su hijita y su esposa, Inés Pertiné, que luce un inconfundible look “setentoso”.

En Capital Federal, además, como en todas las provincias, se votó para Diputados y Senadores. Para la Cámara Alta había dos plazas: la primera quedó en forma directa para Alejandro Díaz Bialet del FREJULI, agrupación ampliamente vencedora en todo el país, pero para la otra banca se debió recurrir a una segunda vuelta.

La clara derrota de Balbín ante Cámpora había sido un golpe muy duro para el radicalismo. Por eso la victoria de De la Rúa se festejó ruidosamente por parte de sus seguidores, que lo llevaron (cabellos al viento) a pasear en un Peugeot con su techo corredizo.

Estas se desarrollaron el 15 de abril y, para sorpresa de muchos, el joven candidato del radicalismo (Fernando de la Rúa) se impuso sobre el aspirante de la coalición justicialista (Marcelo Sánchez Sorondo). Este resultado marcó dos cosas: el inicio de una próspera carrera política para el vencedor y lo inhóspito que siempre le ha resultado al peronismo la Capital.

Luego de 30 años, los porteños volvieron a participar de un balotaje. Ibarra fue el vencedor y los festeja con sus brazos abiertos, mientras desde una TV, Macri acepta su derrota.

Pasaron 30 años y muchas cosas hasta que los porteños volvieron a participar de un balotaje. Fue en 2003, ya con la Constitución reformada, cuando Aníbal Ibarra fue por su reelección como Jefe de Gobierno. Había llegado hasta allí en 2000 formando parte de la Alianza, agrupación que desapareció entre internas, represiones y helicópteros que salieron de la terraza de la Casa de Gobierno.

La lista vencedora. En su camaleónica carrera política, Ibarra ha conocido muchos partidos. Aquí vemos que se presentó con “Fuerza Porteña”.

Apoyado por Néstor Kirchner y encabezando la lista de “Fuerza Porteña” tuvo a Mauricio Macri como su más claro rival, que en su primera aparición en la arena política ganó en los comicios del 24 de agosto, pero su porcentaje de 37,55% no fue suficiente y debió ir a una segunda vuelta contra el binomio Ibarra – Telerman.

Acompañado por su fiel ladero, Horacio Rodríguez Larreta, Mauricio Macri desembarcó en política en 2003.

Tres semanas más tarde tuvo lugar la votación, donde la dupla apoyada por el kirchnerismo retuvo la alcaldía por poco más de 7 puntos.

Mauricio danza desde el escenario, celebrando su triunfo en el balotaje ante Filmus. De ese modo, desde que la Capital Federal logró su autonomía,  se convertía en el cuarto Jefe de Gobierno. Antes: De la Rúa, Ibarra y Telerman.

A fines de 2004, la tragedia ocurrida en “República de Cromañón” produjo la destitución de Ibarra, cuyo lugar fue ocupado por su vice, Jorge Telerman. Como es una costumbre, el calvo dirigente también quiso su reelección, pero secundado por Enrique Olivera sólo alcanzó el 20,70% de los sufragios, quedando fuera del balotaje que disputaron los dos primeros: Mauricio Macri – Gabriela Michetti (45,62%) y Daniel Filmus – Carlos Heller (23,77).

La según davuelta fue para el actual Jefe de Gobierno, quien se impuso con un 60.90% contra el 39.04% de su rival, que será el mismo del próximo domingo, como antesala de lo que puede ser un récord en materia política: Si no gana, Daniel Filmus habrá perdido cuatro elecciones en cuatro años ante el mismo oponente. Delicias de la política argentina…


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: