Monthly Archives: September 2011

Imágenes retro de River Plate vs Ferro


River Plate marchaba firme hacia la conquista del título del Metro 1975, que cortó con la sequía de campeonatos. Hacia fines de julio, en fecha entre semana, visitó a Ferro en caballito, en un partido recordado por la bajísima temperatura con la que se jugó. Este recorte de la revista Goles es elocuente desde su título. Los “millonarios” ganaron 2-0 (con sendos goles de Morete en las fotos) en medio de la nevisca. Para nostálgicos: Los históricos tanques de los molinos “Morixe” detrás de uno de los arcos…

Por tener su estadio cerrado durante todo 1977 por refacciones para el mundial del año siguiente, River hizo de local en cancha de Huracán. Allí, en la última fecha del certamen, se consagró campeón al vencer a Ferro por 4 a 2. En esta foto la tradicional casaca del equipo de caballito de aquellos años (enorme escudo en el pecho) y Juan José López, con una particular camiseta de los “millonarios” marca Topper.

Ferro fue el más encumbrado e inesperado rival del Boca de Maradona en el Metro 1981. En medio de su gran campaña, derrotó a River por 1 a 0 en el estadio monumental con este penal que Juan Domingo Rocchia le convirtió al enorme Ubaldo Fillol.

En estas épocas de tantos pases y de tanta inestabilidad de los jugadores en los clubes, bien viene el recuerdo de Ferro modelo 1981. De esos equipos que “salían de memoria”. Aquí están los once, minutos antes de enfrentar a River en la primera final del Nacional 1981 en el estadio monumental. Parados: Arregui, Gómez, Garré, Cuper, Rocchia, Barisio. Agachados: Saccardi, Juárez, Jiménez, Márcico y Cañete.

Ferro Carril Oeste debe haber sido, quizás, el mejor equipo del fútbol argentino en el período 1981/84. Estas fotos pertenecen a una de sus más grandes exhibiciones: Extraordinaria victoria ante River Plate por 3-0 en Núñez por la primera final del nacional 1984. Una semana más tarde se consagró campeón al ganar la revancha por 1-0.

Advertisements

Brasil vs Argentina (versión 1999) – El adiós de Redondo


El brazo en alto es un símbolo de despedida. El 04.09.1999, Fernando Redondo abandonaba la cancha de River luego de la victoria de Argentina sobre Brasil por 2-0. Apenas tres días más tarde, en una derrota por 4-2 ante el mismo rival en Porto Alegre, disputaría su último partido en la selección. Polémico y talentoso en dosis iguales, su vinculación de 10 años con el equipo nacional estuvo llena de controversias. De algo no quedaron dudas: Fue un jugador fantástico.

Su primera gran polémica con la selección: En febrero de 1989 decidió renunciar a la convocatoria de Carlos Bilardo, argumentando que el trabajo con el equipo nacional le restaba tiempo para cursar su carrera de Ciencias Económicas, la cual abandonó al año siguiente para marcharse a España, donde deslumbró al mundo. 

El jueves 18.06.1992 se produjo su debut oficial con la camiseta celeste y blanca. Bajo la dirección técnica de Alfio Basile, fue la figura del triunfo ante Australia en cancha de River. Como muestran las imágenes, se lo puede ver a Redondo momentos antes del match y a Gabriel Batistuta y Claudio Caniggia en su primer partido juntos en suelo argentino con la casaca de la selección. Tres años más tarde llegarían las polémicas del astro del Real Madrid con Daniel Passarella, ciclo en el que no disputó ningún encuentro.

Su único tanto en la selección: Un golazo marcado ante Paraguay en el estadio de los Defensores del Chaco en las eliminatorias hacia Estados Unidos 1994. El arquero derrotado es José Luis Chilavert.


Imágenes Retro en la previa – Camisetas del ayer (Argentinos-Boca versión 1983)


Julio de 1983: Las publicidades en la camisetas recién comenzaban en el fútbol argentino. Valga esta foto como previa del partido del próximo domingo. En primer plano, Ángel Landucci con la casaca alternativa de Argentinos Juniors y su recordado logo de 7up. Detrás de él aparece Juan José López con la inolvidable inscripción de Vinos Maravilla sobre el pecho “xeneize”. En cancha de Ferro: Argentinos 1 – Boca 2


Fuera de stock: Telematch (el papá de la play)


Fue una sensación. Los chicos de los ´70 pudieron sentir algo único, mágico. Telematch daba la posibilidad de jugar en la tele de casa. El papá de la play en su primera versión!

En el año 1977 desembarcó en Argentina este super novedoso juego que permitía poder jugar en la televisión de los hogares. Si a cualquier persona que transite la vida entre los 35 y 45 años, le mencionan “Telematch”, no dudará en recordarlo. Este prehistórico antecedente de la play, era un enorme armatoste, conformado por una perilla y tres teclas. Desde allí se comandaban los juegos que aparecían en la pantalla del televisor (blanco y negro, obviamente). Según el imperdible aviso, tenía “comandos radiales atómicos, de sensibilidad y respuesta al tacto asombrosa”… Desde el televisor llega un sonido “tribiónico” (¿?).

Aquí están, estos son, los seis diferentes juegos del gran “Telematch”. Quien aparece promocionando el producto con osada vestimenta y orejas de coneja es “Gachi” Ferrari, una de las más famosas conductoras de programas infantiles de aquellos tiempos.

Uno no tenía para aburrirse con la variedad de juegos, a saber: “Misil tierra aire”, “Tenis internacional”, “Pelota vasca”, Tiro al espía”, “Foot ball” y “Gimnasio electrónico”. Como puede apreciarse, el aparatejo venía munido con sus respectivos “joysticks” (no recuerdo como le decíamos, pero así seguro que no). Según reza el aviso, debido a la gran demanda, algunas zonas del país no tenía el stock suficiente y por ello se lo podía solicitar por correo llenando el cupón que se encontraba al pie de página, oscilando su valor entre los $86.000 y $66.000 (una locura!!). El mismo se enviaba desde la calle Murillo 753. No se que habrá allí 35 años más tarde, pero de lo que estoy seguro es que cuando mi hijo lea esto, se puede llegar a reír tanto, que voy a aprovechar ese momento para ganarle a la play.


Las primeras semifinales de Argentina en Copa Davis


En septiembre de 1977, apenas una semana después de haber ganado el U.S.Open, Guillermo Vilas se presentó en Buenos Aires. Fue para la primera semifinal en la historia de Argentina en la Copa Davis. Esta muy buena foto es del histórico partido de dobles que disputaron junto a Ricardo Cano ante los australianos Dent y Alexnadre. Contra todos los pronósticos, el binomio nacional realizó un extraordinario encuentro, cayendo recién en el quinto set. Los visitantes ganaron la serie 3-2.

Hermosa panorámica del court central del Buenos Aires. La foto pertenece al primer partido de la serie ante Australia en 1977, que Guillermo Vilas le ganó a Phil Dent por 6-2 4-6 7-5 6-3. Está tomada desde la tribuna que da espaladas a las vías y se puede apreciar la heladera gigante de Pepsi (donde los tenistas tenían sus bebidas) y sobre uno de los ángulos de la cancha, la enorme base de madera donde se colocaban los camarógrafos, con el logo de aquellos años de Canal 9.

La fantástica irrupción de Guillermo Vilas motivó un enorme despliegue periodístico. Con el aparecieron nuevas publicaciones, algunas de corta vida, como el caso de “Gente de tenis”, que en octubre de 1977, sacó a la venta su número 2, con la cobertura de la semifinal ante Australia. Vilas y Cano (vestidos iguales) en la portada.

Los rostros apesadumbrados de Guillermo Vilas y José Luis Clerc son elocuentes. La derrota está pintada en ellos mientras se retiran del court central del Buenos Aires, luego de perder en sets corridos ante los checos Iván Lendl y Tomas Smid. La serie quedaba 2-1 a favor de los visitantes en un fin de semana para el olvido.

Esta es la famosa solicitada publicada en el diario La Nación, tan sólo 24 horas antes del inicio de la serie ante Checoslovaquia. Los firmantes (gente del mundo del tenis) lo hicieron “ante las reiteradas declaraciones de Guillermo Vilas y José Luis Clerc  que han causado daño al deporte todo y, en especial, al tenis nacional”. Fue el comienzo del fin. A partir de esto se generó una enorme polémica, que aumentó el malestar entre dirigentes y jugadores, quien actuaron muy por debajo de su nivel, dejando escapar una chance inmejorable.

Solicitadas y polémicas al margen, este señor que festeja con su puño en alto fue el gran responsable de la derrota argentina dentro del court: Iván Lendl ganó sus tres puntos y dio una cátedra de tenis, como anticipo de una década que lo tendría varios años en la cima del ranking. El primer día derrotó a Guillermo Vilas, que llevaba 7 años sin perder en el Buenos Aires.

Luego de las derrotas de 1977 y 1980, llegó el turno de pasar por primera vez en la historia a la final de la Copa Davis. Fue en 1981, con un aplastante triunfo como local ante Gran Bretaña por 5-0. En la foto superior, Vilas impacta de drive mientras Clerc lo observa en el punto decisivo del dobles. Detrás de “Batata” se puede apreciar la cabina de transmisión de televisión que se ubicaba dentro del court.

La historia entre Vilas y Clerc tuvo un antes y un después de 1981. En abril explotó la polémica de su mala relación que tuvo su punto más alto en el mes de julio, cuando se disputaron los cuartos de final de la Copa Davis ante Rumania en la ciudad de Timisoara. En octubre fue el turno de la semifinal ante Gran Bretaña en Buenos Aires. En medio del peloteo previo al inicio del match de dobles, y ante el insistente pedido del público, los tenistas se abrazaron para el delirio de la multitud. La foto registra el momento.

 


Numeración fija en el fútbol argentino

La 3° fecha del Torneo Apertura 1997, disputada entre el 12 y el 14 de septiembre, trajo una innovación que se mantiene hasta ahora: la numeración fija en las camisetas para todo un campeonato. Guillermo Barros Schelotto con un inusual 23, festeja su gol, que fue el de la victoria ante Newell´s, en la tarde de su debut con la casaca de Boca. Lo sigue Caniggia.

Otra imagen de la tarde del domingo 14.09.1997: Ramón Medina Bello, con el 16, convierte el tercer gol de River, en la victoria por 3-0 en caballito.

El destino quiso que Diego Maradona sea el primer jugador en utilizar la camiseta 10 de Boca en la era de la numeración fija. Aquel Torneo Apertura 1997 fue el último de su inigualable carrera. Esta imagen pertenece a su partido final: el 25 de octubre ante River en el monumental (2-1). 

Sin ninguna duda, el equipo “revelación” en lo que a numeración se refiere de aquel Torneo Apertura 1997 fue Deportivo Español. Silvio Carrario con su inolvidable 1 en la espalada quedó en la historia como el único (hasta ahora) jugador de campo en tener ese dorsal.

Sandro Guzmán, otrora arquero de Vélez y Boca, desembarcó en Deportivo Español. En contraposición con Carrario, lució un original 10 en su buzo. 

Y más de Deportivo Español: No conforme con tener a su goleador (Carrario) con el 1 y a su arquero (Guzmán) con el 10, tuvo otras “perlitas”. Gustavo Dalsasso, golero suplente, lució el 2, José “pepe” Basualdo un extraño 9 y el enganche uruguayo Juan Martín Parodi el 6. Pero como para quedarse con todos los récords, también tuvo el futbolista con el número más alto del certamen. El joven que aparece en la foto con el 40, con un apellido acorde con el club: Gallego, José Francisco.

Este Torneo Apertura 1997 tuvo de todo. Diego Placente, que aquí aparece luciendo el 25 de River, jugó las dos primeras fechas en Argentinos Juniors y a partir de la 3° estuvo en el club de Núñez, donde se consagró campeón.

Carlos Bossio se dio el gusto de utilizar su número cábala (13), despreciado por muchos de sus colegas. Fue partícipe del primer partido de la historia del fútbol argentino con numeración fija. Racing 0 – Estudiantes 1 (viernes 12.09.1997).

No todos los clubes (y sus respectivas utilerías) estaban avisados de la modificación, por eso había camisetas con números de distinto tipo. Este fue el caso de Estudiantes, donde Lionel Scaloni (18) y Mauricio Piersimone (25) muestran en sus espaldas las diferencias.


El día del maestro


El domingo 11 de septiembre de 1977, Guillermo Vilas derrotó en cuatro sets a Jimmy Connors, conquistando el U.S.Open.  A dos días de la consagración, El Gráfico, la por entonces publicación número 1 del deporte del continente, le dedicaba la portada entera. Vilas y su hazaña lo merecían. 

Una perla del archivo. El main draw completo (toda una curiosidad para la época), publicado por la revista “Gente de tenis” en su edición de octubre de 1977.

El título de la nota es elocuente: Pese a que la “computadora” de la ATP no lo reconoció, todo el mundo del tenis supo que desde esa victoria ante Connors, Vilas era el nuevo número 1 del mundo.

Excelente dibujo que resume dos grandes momentos de aquella tarde: el festejo luego del último punto y el momento sublime de alzar la copa.