Jaite y la Copa Davis: Quiero verte otra vez…


Martín Jaite no puede contener el llanto emocionado, que se propagaba por todo el estadio y el país tenístico. En un dramático partido, había derrotado a Michael Stich 4-6 6-4 6-1 1-6 6-3, colocando la serie ante Alemania 2-2. Más tarde, Mancini le daría el punto del triunfo a Argentina. Sin dudas, fue su éxito más resonante en Copa Davis. Gracias a la profesión, tuve la suerte de hablar de tenis en varias ocasiones con Martín. Un fenómeno que hasta tuvo la delicadeza de autografiarme este póster, que lucí mucho tiempo en mi pared, como muestra de mi admiración. ¡Toda la suerte en la capitanía!

Vivió en España hasta 1983 y a fines de ese año regresó al país, sorprendiendo a todos por su técnica y velocidad. En febrero de 1984, Argentina venció a Alemania en la primera rueda, en lo que fue la última serie de Guillermo Vilas. En los cuartos de final, llegó el debut de Martín Jaite, acompañando en el equipo a José Luis Clerc. El escenario no podía ser más duro: Mc Enroe y Connors como visitantes. Sin embargo, Martín tuvo una soberbia actuación ante esos genios en el supreme court que tanto dominaban.

En la primera rueda de 1985, llegó el debut de Jaite como local. Consiguió el único punto en la derrota ante Ecuador 1-4. Este es el momento del desahogo, al doblegar en un cerrado encuentro a Raúl Viver por 6-4 5-7 5-7 6-2 6-3

En octubre de 1985, en una maratónica serie que duró ¡5 días!, Argentina descendió a la Zona Americana, tras perder como local ante Unión Soviética por 3-2. Esta es una escena del decisivo dobles que Jaite y Clerc perdieron ante Leoniuk-Zverev 6-4 1-6 9-7 6-3. En la jornada final, “Batata” desperdició una ventaja de dos sets a cero ante Andrei Chesnokov y cayó en cinco parciales.

Toda la tristeza de la derrota ante URSS se cambió por alegría un año más tarde. Con un juego y temperamento brillantes, Jaite fue el puntal de la victoria ante Chile en Santiago por la final de la Zona Americana 4-1. Ganó sus dos singles con total autoridad: Rebolledo 6-2 6-3 6-2 (a ese partido pertenece esta esforzada volea) y Gildemeister 6-2 6-2 6-1.

La serie ante India de la ronda inicial de 1987, pudo haber cambiado la historia de aquella generación en la Copa Davis. Fue derrota increíble 2-3, pero todo lo bueno había comenzado en el encuentro de esta imagen, que quizás haya sido el mejor partido de Martín Jaite en césped. Superó a Ramesh Krishnan por 1-6 3-6 6-3 6-2 6-3.

Red de por medio se abrazan John Mc Enroe y Martín Jaite, luego que el argentino ganara el único punto de la final de la Zona Americana 1988 ante Estados Unidos. Fue el arranque de la recuperación de su confianza, que lentamente volvió al mejor nivel. El gran “SuperMc” sólo perdió 8 de sus 49 singles en Copa Davis y 5 de ellos fueron en el Buenos Aires: 2 con Vilas, 2 con Clerc y este.

“Este triunfo ante Bailey borra lo de la India” sentenció Jaite en la conferencia de prensa. Y no era para menos. Jugando como un maestro sobre césped, le dio el tercer y definitivo punto a Argentina, para vencer a Gran Bretaña y lograr el ascenso al Grupo Mundial. La victoria por 7-6 6-3 7-5  fue festejada por el abrazo de Alberto Mancini, al que se suma Gustavo Luza, integrante del dobles junto a Javier Frana.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: