Día del padre 1973 en la publicidad

Modart 73Allá por 1973 el look de los hombres era muy particular, como puede verse en esta imagen. Una moda que ahora es recordada con el término “setentoso”… Ese saco cruzado con rayas y esos gruesos cuellos de camisa, sin duda llevaban a que las chicas que aparecen en el fondo de la foto desbordaran de admiración. Evidentemente, había hombres que vestían sin compasión, como decía el slogan de Modart, clásico negocio de indumentaria masculina, que se mantuvo hasta los ’90.

OlivettiPor esos años, la sigla PC sólo significaba una vinculación al Partido Comunista y lejos estaba de pensarse que remitiría a una computadora personal. Para teclados, teníamos la maravillosa Olivetti, en este caso el “revolucionario” modelo Lettera, que tenía como principal virtud el hecho de ser portátil. ¿Y que me contás de la frase “máquinas para servir al hombre?

Manhattan 73Y volvemos con las “pilchas”…. Camisas Manhattan eran muy conocidas en esos tiempos y ni hablar de su destacado “único con 4 largos de manga”, tal como reza esta publicidad. Como se aprecia en este modelo, bastante entalladas al cuerpo y con un largo cabello, con el look “progre” de los ’70.

scan0003Si algo tiene que tener papá es el poder oler bien y para ello, que mejor que una buena colonia, como Vitess, con su simpático estuche. Nací en 1973, por lo que aquel domingo 17 de junio, fue mi primer día del padre. Obviamente no recuerdo el obsequio, pero quizás le haya regalado a mi viejo una colonia Vitess… Prometo consultarlo (?)

T&W 73Y cerramos con otro clásico de los años ’70: Thompson & Williams, negocio de ropa para hombres que durante mucho tiempo, fue casi el único auspiciante en las canchas de fútbol. Para ese 17 de junio de 1973, tenía una gran idea para el día de papá. Creo que daría cualquier cosa por tener en mis manos ese simpatico paquete en forma de valija del aviso.

Ese día del padre de hace 40 años, fue en el medio del escueto gobierno de Héctor Cámpora. Tres días más tarde, el miércoles 20, se produjo el regreso definitivo de Juan Domingo Perón al país, en una jornda bañada en sangre, que se perpetuó con la denominación de “la matanza de Ezeiza”. Un antes y un después para una sociedad que, de alguna manera, todavía paga sus consecuencias…

 


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: